El exportador

‘Smart cities’, la tecnología es clave

Desde el año 2007, más de la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas y se espera que para 2050 las ciudades alberguen a cerca del 70% de los habitantes del planeta. Todo ello obliga a plantearse cómo serán las urbes del mañana. Para hallar la respuesta, conceptos como tecnología, habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad son fundamentales. Las empresas pueden tener aquí un suculento negocio.

(…)

De la mano de la colaboración público-privada

Los municipios lideran los proyectos que se desarrollan en sus ciudades, pero necesitan a las empresas. Determinar los requisitos técnicos de un proyecto y después implantarlo, y ordenar los datos y utilizarlos con sentido requieren una colaboración público-privada que, en el ámbito de las ciudades inteligentes, no es opcional.

Carlos Velo, director comercial de Wellness Smart Cities and Solutions de la ingeniería especializada en redes de telecomunicaciones Wellness Telecom, considera que hay muchas oportunidades para las empresas en varios países, puesto que “cualquier proyecto o producto innovador que conlleve una mayor eficiencia en la gestión o que responda a las nuevas exigencias ciudadanas de participación e información son soluciones que cualquier ayuntamiento está dispuesto a escuchar”.

(…)

La colaboración con otras empresas, que incluso realizan actividades diferentes, es, en muchas ocasiones, fundamental, dada la propia naturaleza de interconexión implícita en las smart cities. Esa es la filosofía que se promueve en los proyectos financiados por Europa. Estos suelen configurarse a través de un consorcio liderado por una gran compañía y varias pymes y universidades.

En conclusión, y según apunta Carlos Velo, “es un mercado incipiente y en gran medida aún por desarrollar. En algunos países se está empezando a hablar de ello y en otros ya existen ciertas soluciones desarrolladas”.

“La estrategia”, continúa explicando Velo, “pasa por identificar aquellos países con voluntad y recursos para su desarrollo y por buscar socios comerciales complementarios con los que se pueda ir de manera conjunta. En aquellos países con el mercado más desarrollado también hay opciones a través de distribuidores”.

”Lo que cambia de un lugar a otro es la idoneidad de las distintas soluciones verticales, ya que cada uno tiene una casuística propia”, concluye el directivo de Wellness Telecom.

**Este artículo fue publicado por la revista digital El Exportador, especializada en comercio exterior y editada por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)